Introduccion

Los adventistas del séptimo día, en el contexto de sus creencias básicas,
reconocen que:

  • Dios es el Creador y Sustentador del universo y todo lo que en él existe.
  • Él creó a seres humanos perfectos, a su propia imagen, con la capacidad de pensar, decidir y actuar.
  • Dios es el origen de todo lo verdadero, bueno y bello, y ha elegido revelarse a sí mismo a la humanidad.
  • Los seres humanos, por propia elección, se rebelaron contra Dios y cayeron en un estado de pecado que ha afectado a todo el planeta, involucrándolo en un conflicto cósmico entre el bien y el mal. A pesar de ello, el mundo y los seres humanos todavía reflejan, aunque imperfectamente, la excelencia de su condición original.
  • La Divinidad enfrentó el problema del pecado por medio del plan de redención. Este plan tiene el propósito de restaurar a los seres humanos a la imagen de Dios y, al universo caído a su estado original de perfección, amor y armonía.