El dinero que salió de la nada

Una cuestión que definitivamente es abordada en múltiples ocasiones, es la de la bitcoin. Muchos la han caracterizado como un abuso por parte de quienes tienen dinero o medios para financiar la adquisición de éstas, mientras que también se le tilda de amenaza de los bancos; ya que al ser un medio de transacción mucho más eficaz, se han de asegurar muchos más usuarios. Es más potencial que cualquier moneda en el mundo. Si la comparamos con el dólar, la moneda más famosa e intercambiada en el mundo entero, aparte de ser la más antigua legalmente, vemos que éste en los últimos 100 años ha perdido más del 95% de su valor. La bitcoin jamás va a perder su valor, todo lo contrario, se aumenta cada vez más por su exclusividad y por su fama, y por otros elementos directamente relacionados que para no abordar el extenso tema de economía, no entraré a hacer mención de estos. Aparte del valor que se le atribuya, al ser un dinero virtual, posee otras características trascendentales para ser un medio de intercambio de bienes, como lo son la portabilidad, la divisibilidad y la imposibilidad de corromperlo o falsificarlo. Es prácticamente imposible de corromperlo, ya que es un código cibernético que se basa en caracteres de “0” y “1”, los cuales al ser modificados desde su archivo madre ilegalmente, se sabe instantáneamente su cambio (algo así semejante a los valores de una cuenta de Bancolombia). Es divisible muy fácilmente ya que al ser valores cibernéticos, se pueden dividir hasta en su millonésima parte y su portabilidad es aún más fácil, ya que transferirlo se basa en hacer una transacción en un dispositivo con acceso a internet. En conclusión, la bitcoin tiene todo el potencial necesario para ser una moneda que destierre a cualquier otra; sin embargo ésta solo podrá ser usada por aquellos quienes tengan más de 1.783,00 USD para comprar una unidad de bitcoin. ¿Será ésta la alternativa al papel moneda que usen nuestras próximas generaciones?

-Kevin Pérez
2017

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *